BLOG DE TECNOLOGÍA

"La duda es la madre del descubrimiento" Ambrose Bierce.

Posts Tagged ‘papel’

¿Cómo reciclar?¿Qué deposito en cada contenedor?

Posted by Administrador en febrero 22, 2011

En España las cifras de reciclado están aumentando exponencialmente en los últimos años. Cerca de un 90% de los españoles afirma que recicla, al menos, en parte sus residuos.

Según Ecoembes (sociedad sin ánimo de lucro, cuyo objeto social es el diseño y organización de un Sistema Integrado de Gestión (SIG), encaminado a la recogida selectiva y recuperación de residuos de envases y embalajes, para su posterior tratamiento, reciclaje y valorización), se reciclan más de 1,2 millones de toneladas de residuos, entre ellos más del 65% de los envases ligeros y de papel y cartón. 45 millones de ciudadanos disponen en España de contenedores de envases ligeros (amarillos) y de papel/cartón (azules) próximos a sus domicilios. Hay más de 280.000 contenedores amarillos y unos 140.000 azules a disposición de los ciudadanos.

Estamos concienciados y tenemos las herramientas para ello, pero ¿reciclamos bien?¿sabemos elegir el contenedor para según que deshechos?

Ecoembes ha recogido datos que confirman que no siempre acertamos en la selección del contenedor, y especialmente difícil nos resulta el contenedor amarillo en el que se recoge un alarmante 25% de residuos impropios, mientras que los errores en papel/cartón rozan el 5% y en vidrios no pasan del 2%.

Es importante saber que nuestros errores conllevan varias consecuencias: mezclarlos puede dificultar el reciclado del producto base a reciclar o incluso estropear su calidad; conlleva un gasto importante el realizar otro proceso de selección ya en el propio gestor; los materiales reciclables que caen en el contenedor tradicional irán al vertedero ocasionando su consiguiente impacto.

Vamos a orientarnos un poco: ¿dónde colocar cada residuo? Ecoembes nos da las claves:

Contenedor amarillo

En él deberás depositar SÓLO envases de tres tipos: envases de plástico (por ejemplo botellas de refrescos, de agua mineral, de detergentes, de suavizantes, bolsas de comercios, bandejas de corcho blanco, tarrinas de yogur…), envases metálicos (latas y botes de refrescos, de cerveza, de conservas, bandejas de aluminio, …) y envases tipo brik (de leche, zumos, sopas…, y de otros alimentos como azúcar, legumbres…).

Dudas frecuentes: El brik, aunque es de cartón, tiene también plástico y aluminio, por lo que debe depositarse en el contenedor amarillo.

Fallos típicos: CD, ropa y calzado, sartenes, cubiertos y ollas y objetos de plástico que no son envases (lo ideal es llevarlos a los puntos limpios (si quieres saber donde está el punto limpio más próximo a tu casa pincha aquí) y, en su defecto, al contenedor genérico.

Los puntos limpios son instalaciones públicas donde los consumidores pueden depositar residuos domésticos peligrosos o voluminosos (aparatos eléctricos y electrónicos, juguetes con componentes electrónicos, pilas, termómetros, escombros, colchones, sofás, lámparas…). En el mismo caso se encuentran productos como tubos de pegamento, perchas, auriculares, grapadoras, biberones, bolígrafos, cepillos de dientes y del pelo, cintas de video y disquetes, calcetines, estropajos, fiambreras de plástico, fregonas, escobas, pañales, compresas, bastoncillos de los oídos, preservativos, cuchillas de afeitar, peines, plumeros, aerosoles, pelotas…

En general los productos especialmente tóxicos o dañinos para el medio (productos corrosivos, peligrosos o de pintura) deben llevarse igualmente al punto limpio.

Casos especiales. Si son de aceite de coche y se cambia en un taller, sus responsables deben hacerse cargo de su correcta gestión ambiental, al igual que los neumáticos o las baterías.

Los envases de medicamentos, como tubos de pomadas, se deben depositar en los contenedores Sigre de las farmacias, así como en los puntos limpios.

En cuanto a las bombillas, los consumidores pueden depositarlas en puntos limpios, de recogida específica o cambiarlas por nuevas en los comercios, cuyos responsables deben responsabilizarse de su gestión ambiental. Asimismo, las tiendas que venden aparatos eléctricos y electrónicos están obligadas a hacerse cargo de los aparatos antiguos para su reciclaje en el momento de compra de uno nuevo.

 

Contenedor azul

Es el contenedor para papel (folios, periódicos, revistas, libros…) y cartón (cajas de cereales, de galletas, de zapatos, de comidas precocinadas congeladas, bolsas de papel…).

Fallos típicos: los briks (aunque son de cartón tiene también plástico y aluminio, por lo que debe depositarse en el contenedor amarillo) no quitar las espirales a los cuadernos anillados (que irán al orgánico), las ventanillas dónde se ve el remitente en los sobres (van al amarillo), los cartones plastificados (deben ir al genérico), cualquier papel/cartón con restos de grasa (como las servilletas sucias) ya que contaminará el proceso.

 

 

Contenedor verde

El iglú verde queda destinado para los envases de vidrio (botellas de cerveza, vino, sidra, licores, zumo, perfume, conserva, mermelada…) .

Fallos típicos: las tapas y tapones de botellas y frascos no deben depositarse en el iglú verde sino al amarillo si son de plástico o al de residuos orgánicos en el caso de los corchos. Si son recipientes de medicamentos deben llevarse al punto Sigre de las farmacias (o al punto limpio).
Probablemente el fallo más generalizado es depositar en este contenedor cualquier elemento de cristal o vidrio pero que no es un envase, es decir, vasos, vajillas, jarrones, el vidrio plano, vidrio armado, vidrio laminado, ventanas…, es decir, cualquier elemento de vidrio o cristal (vasos, ventanas…). Todos estos elementos deben llevarse al punto limpio y no al iglú verde.
Importante: los envases que depositemos en el iglú deben estar vacíos (es decir, sin restos de comida o líquido aunque, según Ecoembes, no es necesario lavarlos antes de depositarlos.

 

Dos consejos finales.

1. Trata de reducir el volumen (deshaz las cajas, aplana los briks, aplasta las latas…). Así la gestión es más eficaz, reducimos el número de viajes de los camiones, evitamos el colapso de los contenedores…

2. En caso de duda siempre es mejor depositar en el contenedor de orgánicos. Es mejor no reciclar un objeto que perjudicar el reciclado de otros. En cualquier caso Ecoembes proporciona en su web una búsqueda de objetos para saber como actual, si tienes dudas pincha aquí.

 

ENLACES INTERESANTES:

El proceso de reciclado (Residuos sólidos urbanos, RSU).

Reciclado de objetos domésticos. Sencilla infografía para buscar en tu casa el objeto a reciclar y saber que hacer con el.

– Informe de datos de reciclado de Ecoembes 2009. Descárgalo aquí (pdf).

Buscador de envases de Ecoembes.

– Recogida de los residuos de contenedores subterráneos, Pincha aquí.

¿Hay que implantar el sistema de recogida de envases alemán?

– Aprende jugando. “De primero reciclaje”. Juega!

– Zig, zag, ¡Recicla! Juega!

Amarillo, verde y azul. Interesante web de Ecoembes que muestra actividades de reciclado y reutilización muy interesantes. Merece la pena visitarla.

Anuncios

Posted in General, Taller | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , | 2 Comments »

Así se hace… papel higiénico!

Posted by Administrador en enero 26, 2011

El papel higiénico, o papel de baño, es un elemento tremendamente común en nuestras vidas pero no debemos olvidar que hasta no hace mucho tiempo este sencillo invento aún no existía. Papel de periódico, lana, hojas de lechuga o maíz o sencillamente agua han sido soluciones que se han adoptado a lo largo de la historia. No fue hasta 1890 cuando se inventó el rollo de papel higiénico.

El documental “Así se hace” de Discovery Channel muestra el proceso completo de fabricación del papel higiénico. La materia prima base en la fibra de origen vegetal, que puede ser de papel virgen o, más comúnmente, de papel reciclado. Éste se mezcla con agua templada y se transforma en la pulpa de papel. Se retira la tinta que pueda contener la mezcla inyectando aire. Se escurre el agua. Se blanquea (mediante cloro, aunque es normal ver rollos de colores, para los que usamos tintes concretos). Se seca y se embobina. Se serigrafía (buscando no sólo estética, también grosor y, por lo tanto, absorción).

Por otro lado se crea el tubo de cartón. Volviendo al papel, este se enrolla en dos bobinas gigantes que forman el papel de doble capa que, a su vez se enrolla en los cilindros de cartón previamente creados. Se sella el final del rollo con cola para evitar que pueda deshacerse. Para terminar se cortan las grandes bobinas en el rollo de uso comercial de unos 10 cm de ancho.

Posted in 1º E.S.O. Tecnología, 3º E.S.O. Tecnología, Materiales, Materiales | Etiquetado: , , , , , , , , , , | Leave a Comment »